cANal

UN ALTORELIEVE

Entre los amplios cauces que conducen a la antigua pradera “El
Chorocotoy” vive doña Felicia en compañía de sus criadas e hijastros…
Quienes transitan por esos atajos saben de los fertiles que son sus
tierras… El paisaje es extenso albergado de ramales que generan un aroma
natural sobre la superficie del hábitat…  La temperatura varia de acuerdo
al clima, mientras, la lluvia humedece los sembradíos, un nublado
esbozo el espacio campestre…  Las aguas se amontonan tras el vacío del
manantial, ocasionando una transparencia con la luz solar expuesta a lo
lejos del cielo crepuscular.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s