Rulf

Entremeses de un diálogo

Boceto entre palabras efusas un mensaje con destino  público sin tapujos, asechanzas ni lenguaradas de ningún índole menos granujas displicentes, tampoco inferir contumelias; en fin, complementar fisuras en tonos escalenos con adhesión a lo filántropo.

¡Mi arte no se basa en la argucia!

Cruenta frugal sea para quien converge la fruslería, cuantioso arrebato induce el frontispicio galvano, arbusto fútil que genera garùa en lapso tunante.

 ¡Que gazapo he adocenado!

La barbarie se refugia en lo andrajo y adversa la bizarro,  el extravagante azuza la destemplanza.

Donde imbuir el entremés satírico que concibe la miscelanea ante  lo embrollado silente, soslayo cualquier ramplón que degrade la rambla

¿Cuál sincope señala al sopetón?

Ungido con vesania soez tramo la escaleta rancia rastreando las hendijas rítmicas alojadas tras el acoso fastuoso  acerado por la turbina casta que orienta mi espátula viajera.

Cubierto con vestimenta labrada de colcha zapuzara  parodio con la ninfa sentimental compañera de destino en luchas, victorias y sin sabores.

Deslizo la pantufla al avance trementino sobre el epicentro onomástico, desistí del orfeón querelloso reciclando la nimiedad,  arguye el caracoleo ensayista en son moderado para invocar a la pitonisa que mistura la fisonomía airosa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s