Rok

Dialogar con la familia

 ¡Qué sorpresa grata trasciende en la vida!

  De forma espontánea  llegó a nuestro aposento el hijo desobediente, quien de manera repentina decidió irse del recinto hogareño donde todo estaba a su alcance, iba con sus amigos a realizar deportes, vivía pendiente de participar en cualquier actividad tradicional que se desarrollaba por el sector donde residimos, presto al servicio con los demás, asistía regularmente a la iglesia de la localidad en son de fe y devoción.

Bienestar personal

Nunca fue sobre protegido, desde  joven lo enseñe a ganarse el pan de cada día trabajando con ahínco, esmero y responsabilidad por su bienestar personal, realizó estudios básicos y universitarios, cuando quería hacer un curso siempre lo apoye en sus quehaceres cotidianos.

Instruyéndole cómo salir adelante orientado con las herramientas más básicas destacando un espíritu noble de conquistar el éxito sin renunciar a sus sueños.

¡No he creado un monstruo!

  Confundido por las trabas circunstanciales que confronto, ocasionalmente fluyen preguntas que no les encuentro respuestas acordes a la situación que confrontamos; deseo que el oportuno regreso de nuestro hijo sirva de reflexión, experiencia y reconciliación aunados al encuentro familiar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s