Cupe

Intersecciones de un diálogo  

 Bendito clavel radiante qué será del nardo otoñal entre su fragancia frecuentementeasimilo

¿Cuántos trechos encontraré de regreso?

Tal vez cuando Venus lo conceda

– Que chabuzco reacio como un ósculo apasionado

 ¿Quién nos dividirá a manera trágica o falaz?

 Alguien intercede si llega el abismo y en otro escenario volveré amar, alma cabizbaja que columbras en sueños, ensenado recuerdo que fue tuyo y se insertó al enlace de vida, sangre emanada de tu cuerpo más la palabra que emites tal vez hayas de recuperar el tesoro cuando llegue la aurora

¡Que exhausto se refleja el ser!

 Voy al punto de encuentro vociferando el suspiro que ansió y en dulce abejar cuan anhelo, tedio fecundo tallado después del trago amargo que se desvanece.  

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s